Me ha vuelto a pasar…..

Ultimamente, o quizá desde hace bastante tiempo pero cada vez más evidente, me cuesta mucho sentirme cómoda en los actos convocados por entidades que pertenecen a los que yo llamo „agentes activos del sistema caduco“, llamense partidos, sindicatos……. Me pasó el pasado 14 de noviembre, por lo que no participé en ninguna concentración, por muy de acuerdo que en el fondo estoy con los motivos que han llevado a esta convocatoria (dejando aparte que para mí, una huelga como tal es un instrumento tan caduco como el sistema lo es, para el que estaba pensado; si no hay democracia no tienen sentido hacer una huelga, porque no llevará a nada).

Me causo irritación a mí misma, porque el primer impulso que siento es el de salir a la calle, manifestar mi mal estar, sumar mi voz, gritar la injusticia que a la gente como nosotros, gente sencilla, honesta, gente a pie de la calle, lleva a una situación límite de sostenibilidad vital, no sólo económica _ que también_ sino anímica. Me causo rabia a mí misma, porque veo como debido a este dilema interno me privo de unir mi voz alta y clara a todas las demás gentes que comparten esta lucha.

Pero ya no me siento cómoda donde hay banderas. Siempre me ha dado cierto reparo, y mirád que hay banderas que podría enarbolar, y sin embargo nunca lo he hecho. Y no me siento cómoda desde aquella manifestación del 15M en al que salíamos muchos a la calle, sin banderas, sin insignias. En la que salíamos como personas, como ciudadanos, como conciudadanos, unos como victimas directas de los primeros latigazos de la crisis y las medidas aplicadas por la clase política, otros como próximas victimas potenciales, los hubo también que salían por solidaridad, por defender lo que quieren dejar en herencia a sus hijos como logros sociales.  Auqella manifestación era emocionante porque no parecía importar qué bandera o insignia hubiera llevado la persona que te tocaba al lado en otras manifestaciones, en otros momentos….. Era un momento mágico, un momento poderoso, y desde entonces echo de menos esta mágia, este poder.

Hubo una convocatoria sindical hace meses en la que participamos un grupo de miembros de la asamblea 15M de Aguilar, y quizá fue el primer momento en el que experimenté este recelo y esta incomodidad, compartida por muchos de los demás compañeros de asambleas. En las cuidades se formó entonces el llamdo „bloque crítico“ como una solución digamos „diplomática“ según el „juntos pero no revueltos“. Ni sé como me posicionaría si tuviera la posibilidad de elegir. Probablemente sería el espacio donde más cómoda me podría encontrar…..

Desde entonces me cuesta tomar postura, encontrar el equilibrio entre mente y corazón.

Y hoy me ha vuelto a pasar. 25n, cómo no voy a salir a la calle!!! Cómo no estar ahí, gritando silenciosamente un „Basta ya“ de violencia contra las mujeres?! Cómo no sumarme al acto co_organizado por la Asociación de Mujeres „Tejiendo la Igualdad“? En algún momento formé parte de este colectivo y sigo sus pasos para sumarme cuando es menester. ¿Y no es algo bueno que este año se celebra este acto en colaboración con el ayuntamiento? ¿Aunar fuerzas, alzar la voz conjuntamente…… suma gente, presencias….?

Tristemente, no había más gente que en otras ocasiones. Ni con politicos, ni sin políticos (porque no es la primera vez que la asociación organiza un acto conmemorativo con este motivo y nunca hubo presencia de políticas y _os?!), ni una mañana de domingo, ni antes o despúes de misa, parece haber suficiente poder de convocatoria para que en una población de más de 7000 habitantes se junte un grupo „nutrido“ de personas, digo, para lo que es Aguilar: un grupo que no quepa debajo de los soportales, por ejemplo!!!!

Y otra vez me invadió esa incomodidad en este acto institucionalizado, porque en la medida en la que se leía el manifiesto _consensuado por toda la corporación_ en la misma medida me venían manifestaciones a la cabeza que echaba de menos. Ya no formo parte de la asociación, no he estado en las reuniones previas, no sé cómo se organizó, no sé qué criterios se siguieron…… lo que sí sé es que eché de menos, de parte de la asociación, alguna  mención clara de rechazo hacia los recortes que el gobierno central está aplicando en medidas de protección para mujeres maltratadas, en servicios sociales, en casa de acogida, en educación, en…….. el gobierno central dirigido por el mismo grupo político que gobierna en nuestro ayuntamiento. Sé que es un día complicado, un día para recordar a las que han perdido la vida y las que están sufriendo, pero para mí también es un día de reivindicar, y de exigir, en nombre de las victimas y como mujer….. exigir a la clase política gobernante que actúe…..

Si aúnar fuerzas en un acto institucionalizado significa que éste se tenga que convertir en un acto „políticamente correcto“, en el que por conveniencia, más o menos explícita, no se dice lo que entiendo que una asociación de mujeres por la igualdad debería decir, más aún en un día como hoy, con el número de víctimas que lamentamos y con los recortes en  políticas sociales que se están llevando a cabo por el gobierno central que viste el mismo color que la agrupación que gobierna nuestra pequeña comunidad, creo que el año que viene prefiero cerlebrarlo „a mi manera“. Porque puedo estar muy, muy equivocada y me lo puede discutir mucha gente, pero yo no siento que hayamos „ganado“ en presencias y fuerzas, siento que se ha „cohibido“ la  libertad de expresar lo que en otro momento quizá se hubiera expresado a través de un manifiesto hecho por la asociación.

Lo digo tal como lo siento, con mucha tristeza, pero la próxima vez me tragaré las ganas de estar y NO asistiré.

Dieser Beitrag wurde unter alltag veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

1 Antwort zu Me ha vuelto a pasar…..

  1. Andrea, te entiendo. Te entiendo porque a mí me pasa lo mismo, cuando no hay banderas, cuando la bandera es uno, con sus contradicciones y vueltas, yo apoyo. Cuando la bandera hay que levantarla para que otro/otra se haga grande, uf, me cansa. Disculpá que te escriba desde este blog sin uso, pero es lo que me aparece siempre que quiero escribirte por blog. Un abrazo gigante.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.